Confunden nuevas medidas covid-19 a visitantes de Centro Histórico

El cambio de sentido en calles como Madero, el refuerzo de filtros sanitarios y las filas de ingreso son parte de las medidas anunciadas por el Gobierno local para frenar los contagios

La aplicación de restricciones en el Centro Histórico de la Ciudad de México como parte de la atención a la emergencia por la pandemia de covid-19 causaron confusión y molestia.

El cambio de sentido de unas calles como Madero, 5 de Mayo y 16 de Septiembre y el cierre de otras como Jesús María, Uruguay y Ramón Corona causaron confusión en los visitantes.

La verdad, la verdad, no había venido al Centro, me confundió un poco, pero honro el trabajo de las personas, pero sí está un poco confuso, no se entiende como muy claro donde es, las señales si falta un poco, pero yo creo que es cuestión como de que vayamos nosotros mismos entendiendo”, dijo Adriana Arzate, una visitante.

Para los comerciantes las nuevas restricciones prácticamente alejan a los clientes y afectan aún más las ventas.

Carla Moreno, dueña de un establecimiento, aseveró que las restricciones generan un efecto contrario al esperado por las autoridades.

Nuevas restricciones, más restricciones, de por sí estábamos en una situación crítica y con estas restricciones la gente, de verdad, no puede llegar a nuestros negocios, la nuevas restricciones incluyen cierres de calles peatonales y de coches, entonces hacen el efecto contrario para la pandemia, en vez de que promuevan que la gente fluya, que los coches fluyan concentran a la gente y a los coches en muy pocas calles”, lamentó

Las medidas provocan que las personas pasen de largo, agregaron los comerciantes.

Se siguen, luego hay veces que ya no entran, entonces tenemos como quiera o no, tenemos que llamar la atención para que puedan entrar porque luego les dicen que se pasen directo, luego si nos dejan sin venta”, dijo Ivonne Hernández, una vendedora.

La molestia se reflejó en que comerciantes ambulantes retiraron las vallas metálicas en las calles Uruguay y Ramón Corona, se reportó.

En los filtros sanitarios colocados en los cruces de calles, los trabajadores del Gobierno capitalino batallan para que los visitantes hagan caso.

Se trata de personal de dependencias que no tiene responsabilidad directa en el Centro Histórico, pero tienen que apoyar los operativos.

Últimamente, las personas no hacen caso, como un 90 por ciento de las personas se les pide que hagan uso del cubrebocas y la mayor parte no atiende las indicaciones, les vale, se ponen de peleoneros, agresivos y nosotros lo que queremos es que ellos atiendan las indicaciones para que esto pueda proseguir bien”, dijo Diana Vázquez, una empleada gubernamental.

En recorridos por calles del Centro se observó que las medidas restrictivas funcionaron aceptablemente en calles como Madero, 5 de Mayo y 16 de Septiembre.

Pero en calles del oriente del Centro como Venustiano Carranza, Correo Mayor, Peña y Peña en donde existe alta afluencia de visitantes y vendedores ambulantes, las medidas sanitarias pasan desapercibidas, se observó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.