Así se lleva a cabo la toma de posesión de Joe Biden

Biden arribó al Capitolio poco después de las 10: 30 hora local tras una visita a la iglesia, donde se encontró con los líderes republicanos del Senado y la Cámara deRepresentantes, Mitch McConnell y Kevin McCarthy

El presidente republicano Donald Trump dejó Washington el miércoles, antes que el demócrata Joe Biden tome juramento como el presidente número 46 de Estados Unidos para asumir el timón de un país acosado por profundas divisiones políticas y azotado por una agresiva pandemia de coronavirus.

Biden, de 78 años, se convertirá el presidente de mayor edad en la historia del país, en una ceremonia reducida en Washington que se ha despojado en gran medida de su pompa habitual, tanto por el coronavirus como por las preocupaciones de seguridad tras el asalto del 6 de enero al Capitolio, perpetrado por partidarios del mandatario saliente.

Trump dejó la Casa Blanca con su esposa Melania apenas después de las 8 de la mañana hora local en un helicóptero camino a un evento de despedida en la base Andrews de la Fuerza Aérea, donde dijo a sus seguidores «volveremos de alguna forma» y mencionó los logros de su administración antes de volar a Florida.

En el sitio no había republicanos de alto perfil, incluyendo el vicepresidente Mike Pence, para despedir al mandatario.

Biden arribó al Capitolio poco después de las 10: 30 hora local tras una visita a la iglesia, donde se encontró con los líderes republicanos del Senado y la Cámara deRepresentantes, Mitch McConnell y Kevin McCarthy.

El rechazo del presidente a saludar a su sucesor antes de la asunción del cargo representa un quiebre con más de un siglo y medio de una tradición política, que es considerada como una manera de ratificar el carácter pacífico de la entrega del poder.

El presidente, sin embargo, dejó una nota para Biden en el Salón Oval, según un funcionario de la Casa Blanca, pese a que aún no se sabe qué es lo que dice.

Con sólo un pequeño número de asistentes presentes, el demócrata prestará juramento ante el presidente de la Corte Suprema, John Roberts, poco después del mediodía, colocando su mano sobre una Biblia antigua que ha estado en la familia Biden durante más de un siglo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.