Reforma electoral va, tras elección

El gobierno federal está dispuesto a ir por una reforma electoral, pero no en medio de los actuales comicios, por ello, el vocero de la Presidencia de la República, Jesús Ramírez Cuevas, pide al Instituto Nacional Electoral (INE) neutralidad, porque pareciera que el organismo se coloca como un “frente opositor” ante el debilitamiento de los partidos antagónicos de la Cuarta Transformación.

“No tenemos ninguna pelea con el INE y somos respetuosos de la ley, de la Constitución, pero también somos promotores de la democratización del país, y en el sentido de acabar con todas las prácticas clientelares y todas las anormalidades electorales que el país ha vivido.

“Enfocarlas al máximo y que quien cometa algún delito pues se sancione, por eso pedimos a las autoridades electorales neutralidad, (porque) a veces da la impresión que, de acuerdo con algunos analistas, ante el debilitamiento de los partidos de oposición, parece que el INE se coloca como un frente opositor ante el gobierno federal, no sé con qué propósito”, dijo el funcionario.

En entrevista con El Heraldo de México, el coordinador de Comunicación Social de la Presidencia de la República, reconoció que este tema es la única diferencia con la autoridad electoral, pues consideran que últimamente no han sido muy neutrales.

Primero, agregó Ramírez Cuevas, cambiar las reglas de la composición de la integración de la Cámara de Diputados puede ser un propósito loable y hasta se puede coincidir con ello, pero no es el tiempo de hacerlo, porque el proceso electoral empezó el año pasado y no se pueden cambiar las reglas de asignación de los diputados federales.

Ramírez Cuevas consideró que este es un tema de reforma política, y no se trata solamente de una decisión administrativa o de carácter técnico, por lo que debe de darse el diálogo con todas las fuerzas políticas.

“¿Cómo es posible que la fórmula de la integración de la Cámara (de Diputados) se utilizó por años, durante varias administraciones y nadie la cuestionó, sino hasta que llegamos nosotros?

“Si está mal hay que cambiarla; lo que está mal es que la autoridad electoral se tome la prerrogativa de hacerlo sin consenso y en medio del proceso electoral”, cuestionó Ramírez Cuevas.

Y el otro tema, insistió el vocero presidencial, es el de eliminar el derecho de varios candidatos a ser elegidos, pues eso afecta parte del proceso político, sobre todo porque ahora se está utilizando un criterio de la ley, que sí es legal, pero que nunca se había utilizado de esa manera.

A pesar de ello, el vocero de la Presidencia adelantó que serán respetuosos de las decisiones del Instituto Electoral y del mandato que tiene, pues el organismo “no es el adversario, pero lo que sí queremos es que la autoridad sea neutra”, enfatizó.

En ese sentido, aseguró que no quieren polarizar con el INE, pues no es el enemigo, “pero tal parece que del otro lado sí hay una estrategia de polarizar para convertirse en figura….. en el intento de crear una figura de contrapeso al Presidente de la República, desde el presidente consejero del INE”.

Eso no es correcto porque se pervierte el sentido de la autoridad electoral y se le desgasta innecesariamente, aseguró.

Ante esto, y de prosperar los cambios en la composición de San Lázaro, Ramírez Cuevas aseguró que se combatirá legalmente, “pero vamos con las reglas que pongan, no tenemos miedo”, finalizó el vocero presidencial.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.