Cáncer cervicouterino: segunda causa de muerte en mujeres en edad reproductiva

El impacto del cáncer cervicouterino (CaCu), en la mujer es un problema de salud a nivel mundial y México no es la excepción. En el orbe ocupa el cuarto lugar en cáncer ginecológico más frecuente en mujeres en edad reproductiva, ocasionando 604 mil nuevos casos anuales y hasta 341 mil fallecimientos. 

En nuestro país el CaCu, es la segunda causa de muerte en mujeres en edad reproductiva, con 9,500 nuevos casos de este tipo de Cáncer, y un impacto de entre  4,500 a 5,000 pacientes fallecidas al año por esta enfermedad, resaltó la doctora Lucely Cetina, Investigadora en Ciencias Médicas y oncóloga Médica del Instituto Nacional de Cancerología (INCan), dependiente de la Secretaría de Salud. 

Al participar en el panel: ¿Sabías que el cáncer cervicouterino es prevenible?, organizado por Roche México, y cuya finalidad fue la de reforzar la concientización respecto a este tipo de cáncer, la especialista precisó que desafortunadamente son muchas mujeres llegan tarde a buscar atención, hasta un 80 por ciento llegan en etapas avanzadas del cáncer cervicouterino y del 20 por ciento restante, la mitad se encuentran en etapas localmente avanzadas y el otro 10 por ciento en etapas primarias. 

Recordó que la concientización para que las mujeres acudan a revisiones médicas regulares para poder hacer una detección temprana y oportuna se hace más evidente, si se toma en cuenta que “cuando el cáncer llega en una etapa localmente avanzada o avanzada, las probabilidades de sobrevida son menores. En etapas localmente avanzadas hay un porcentaje de supervivencia entre 50 al 80 por ciento, en etapas avanzadas sólo es del 30 por ciento, sin embargo, en etapas tempranas la sobrevida puede ser hasta un 90 hasta un 95 por ciento más de probabilidades”. 

La detección temprana hace una enorme diferencia entre aplicar todas las medidas de prevención como: educación, difusión, vacunas y detección oportuna, ya que no sólo en el Instituto Nacional de Cancerología, sino en todo el país el 80 por ciento de las mujeres que llegan por atención a diferentes hospitales, lo hacen en etapas localmente avanzadas, cuando ya las la probabilidades de supervivencia son menores. 

En su oportunidad, la doctora Elsa Díaz, directora General del Grupo Especializado en Salud Femenina (GESFEM), señaló que se pueden tener diferentes factores de riesgo para desarrollar distintos tipos de cáncer o diferentes enfermedades, y para el caso de enfermedades que causan cáncer, no se deben olvidar factores de riesgo como el tabaquismo, el inicio de la vida sexual a temprana edad, activa se habla de que se incrementa dos veces más el riesgo en mujeres que iniciaron su vida sexual a los 16 años, o en mujeres que han tenido más de tres hijos, ellas registran un mayor riesgo para desarrollar cáncer cervicouterino, así como quienes han tenido más de tres parejas sexuales, aunado a la adquisición de enfermedades de transmisión sexual “que van a propiciar el desarrollo de cáncer cervicouterino”. 

La doctora Elsa resaltó algunas recomendaciones para evitar contraer el virus del papiloma y lo primero es la educación sexual a las mujeres y hombres, hablar sobre los riesgos enfermedades, que aprender el uso correcto del condón, “es común que los jóvenes utilicen dos o más veces el condón, cuando es para una sola relación sexual y colocarse antes de cualquier contacto con la zona genital”, y otro factor importante es la vacunación bivalente o tetravalente, aunque en México sólo está disponible la bivalente y esta vacuna está indicada para hombres y mujeres, aunque en el país sólo se dirigen las campañas de prevención a las mujeres entre los 9 y los 11 años de edad o que estén cursando el quinto año de primaria. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.