Esto dice tu posición al dormir sobre tu personalidad

Lograr dormir después de varios minutos, inclusive horas, puede hablar sobre los niveles de estrés y ansiedad que manejamos, como así también del nerviosismo. Pero una vez que logramos conciliar el sueño después de varios intentos, tendremos otro rasgo que definirá a nuestra persona. Es que este sencillo acto puede describir la personalidad de un individuo, dependiendo de la posición en la cual dormimos.

La comodidad del cuerpo es esencial para garantizar el óptimo descanso, por lo tanto lo primero en lo que pensamos cuando nos acostamos es disfrutar cómodamente de un colchón de lujo en cualquier posición. Conciliar el sueño boca arriba, de costado, atravesado al somier o boca abajo determinará nuestra personalidad. En consecuencia, según científicos, la forma de dormir determina la persona que somos, ya que tiene una conexión con el estado mental y físico, algo que todavía no se había descubierto.

Para Chris Idzikowski, Director del Servicio de Asesoramiento y Evaluación del Sueño, la forma más común de dormir es hacerlo en posición fetal. En cuanto a la personalidad, esto nos dice que sos una persona sensible, a la que le afectan las cosas, pero que sin embargo demostrás lo contrario, haciéndote ver como una persona ruda sin sentimientos. Según el estudio realizado por el profesional, las mujeres son quienes más concilian el sueño en esa posición.

Llegar al sueño a través de la posición del registro determina que tu personalidad es tranquila y sociable. Las personas que duermen así se encuentran entre la multitud popular y tienden a ser sujetos crédulos. Esta forma de dormir consiste en acostarse de costado y ubicar los brazos paralelos al torso y a las piernas.

Foto: Unsplash

Por último, la investigación  afirma que aquellas personas que concilian el sueño boca abajo, con la cabeza girada hacia un costado, con los brazos inmovilizados imitando a un soldado, tienen una personalidad muy particular ya que se son percibidos como personas calladas, conservadoras y reservadas, además de ser muy exigentes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.