¿Cuándo un billete pierde su valor? Esto es lo que dice Banxico

Seguramente alguna vez todos hemos recibido un billete quemado, roto o deteriorado, por lo que es muy común que te hayas preguntado si este sigue conservando su valor y si puedes seguir usándolo. Por tal motivo a continuación te resolveremos esas preguntas, según lo que dice el Banco de México (Banxico).

¿Pierde valor un billete si está quemado?

Recibir un billete quemado es algo poco común, sin embargo si te llega a pasar debes saber que este no pierde su valor, así que no lo tires y lo mejor es llévalo a un institución bancaria para cambiarlo por otro, así como lo indica el Banco de México.

De acuerdo con Banxico a estos billetes se le aplican las reglas para la calificación de fracciones de billetes, esto debido a la fragilidad de los mismos, por los que se recomienda al público no repararlos y llevar los fragmentos para que se brinde el servicio de canje de billetes y monedas.

Billetes rotos no pierden su valor

Debes saber que en el caso de que hayan billetes rotos en más de un 50 por de su cuerpo, este pierde su valor cuando estos no se encuentran unidos, por lo que pueden ser pegados con cinta adhesiva transparente para que puedan seguir circulando con normalidad. En caso de que se trate de un billete de polímero, el Banco de México señala que este deberá ser sometido a una evaluación.

“Si está deformado pero completo, tiene valor y se considera como fracción de billete con valor, pero si le falta alguna porción entonces deberá evaluarse conforme a las reglas para la calificación de fracciones”, se lee en la reglas de Banxico.

Billete desgastado o decolorado

Por su parte los billetes que se encuentren despintados, desgastados o decolorados son considerados como “piezas deterioradas”, por tal motivo deben ser retirados de circulación y sustituirse por otros en óptimas condiciones, por lo que estos deben ser canjeados en un banco.

Billete con sellos

Todos aquellos billetes que presenten cualquier tipo de frase o manuscrito con índole política, religiosa o comercial, pierden su valor.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.