Claudia Sheinbaum asegura que nunca se les quiso impedir la entrada a migrantes a la CDMX

La jefa de gobierno, Claudia Sheinbaum aseguró que nunca fue la intención impedir  a la caravana migrante la entrada a la Ciudad de México y es que dejó en claro que lo único que se buscaba es que su arribo fuera de manera ordenada.   

Lo anterior, después de que policías y migrantes se enfrentarán en el Puente de la Concordia camino a su llegada a la capital; hubo un saldo de 13 policías  y 3 migrantes lesionadas.  

En conferencia de prensa, la mandataria capitalina señaló que el grupo esta compuesto por 300 migrantes, de los cuales 246 son adultos y 75 niños o adolescentes, y a quienes garantizó que “esta es una ciudad hospitalaria, que vamos a respetar –como siempre lo hacemos– los derechos humanos”.  

“Nuestro objetivo es que este paso que tienen por la ciudad se haga de manera ordenada y que podamos protegerlos”, destacó.  

Añadió que revisarán el protocolo de actuación de los elementos de la Secretaría de Seguridad Ciudadana, y llevar a cabo modificaciones al misma en caso de ser necesario.  

Aunque, refirió que “difícilmente pudo haber abuso policial dado que la mayoría de los heridos son policías”.  

“Ese tipo de protocolos son necesarios revisarse entre Secretaria de Gobierno y Secretaría de Seguridad ciudadana para proteger a los policías; si hay abuso siempre se sanciona. Es muy importante dejar claro que nunca hubo una intención de evitar que entrará la caravana migrante a la Ciudad de México”, apuntó.  

Explicó que hoy, bajo la coordinación de la Comisión de Derechos Humanos (CDHDF), mantendrán una reunión con los líderes y coordinadores de la caravana migrante para conocer cuál es su plan de acción a seguir.  

Dijo que también acudirán la Secretaría de Gobernación y la Secretaría de Gobierno de la capital.  

“Queremos ver las condiciones en las que pasarán este periodo en la ciudad y cuándo se retirarían, y bajo qué condiciones”, expuso.  

Por su parte, el secretario de gobierno, Martí Batres informó que los migrantes se encuentran atendidos en la Casa del Peregrino, en la alcaldía Gustavo A Madero y es que se negaron a ir al Deportivo Santa Martha, en Iztapalapa.  

“Tienen catres, tienen colchonetas, tienen cobijas y se proporcionaron alimentos: se llevó anoche, se llevó pan, se llevaron otros alimentos, líquidos, y también se llevaron unos trompos para tacos al pastor, de forma que no fueran solamente los lonches tradicionales”, concluyó.  

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.