En vigor, Ley que protege patrimonio cultural indígena y afromexicano: Susana Harp Iturribarría

Al entrar en vigor la Federación la Ley Federal de Protección del Patrimonio Cultural de los Pueblos y Comunidades Indígenas y Afromexicanos, se reconoce la propiedad que la población indígena y afromexicana tiene sobre sus manifestaciones de patrimonio cultural. En cuanto a la ley que se publicó el 17 de enero pasado en el Diario […]

Al entrar en vigor la Federación la Ley Federal de Protección del Patrimonio Cultural de los Pueblos y Comunidades Indígenas y Afromexicanos, se reconoce la propiedad que la población indígena y afromexicana tiene sobre sus manifestaciones de patrimonio cultural.

En cuanto a la ley que se publicó el 17 de enero pasado en el Diario Oficial de la Federación, la senadora Susana Harp Iturribarría señaló que este ordenamiento tiene entre sus objetivos sancionar el uso, aprovechamiento, comercialización y explotación sin consentimiento, que terceros puedan hacer de los elementos de la cultura e identidad de los pueblos y comunidades indígenas, afromexicanos o equiparables, según corresponda.

Además, salvaguarda cada uno de los elementos de cultura de los pueblos y comunidades de México, lo que implica la preservación de los insumos naturales, las técnicas y los conocimientos comunitarios que se emplean en la elaboración de cada uno de los elementos de cultura, incluyendo el respeto a su cosmovisión y a las manifestaciones que de esta se derivan.

De acuerdo con la iniciativa presentada en el Senado de la República por Susana Harp y Ricardo Monreal en 2018, “toda persona ajena a las comunidades deberá obtener la autorización previa para cualquier aprovechamiento o usufructo con las expresiones culturales de los pueblos indígenas y afromexicanos”.

En vigor, Ley que protege patrimonio cultural indígena y afromexicano: Susana Harp Iturribarría
La senadora por Morena manifestó que se trata de una ley de derecho colectivo que reconoce a las comunidades indígenas y afromexicanas, como únicas propietarias de sus expresiones culturales. Solo ellas deciden las formas de explotación o no, de cada una de sus creaciones.

Puesta en vigor esta ley, se desdoblan tareas: una a la Secretaría de Cultura de México y al Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas, para crear la política pública que haga efectivo estos nuevos derechos colectivos.

De igual forma, corresponde ahora a las comunidades indígenas y afromexicanas organizarse para ejercer los derechos que la nueva ley les confiere, así como establecer disposiciones para que, en el ejercicio de su libre determinación y autonomía, definan los elementos de su cultura e identidad accesibles, disponibles, de acceso restringido o inaccesibles a terceros, puntualizó la legisladora por Oaxaca.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.